Más de 8.000 socios de la SGAE son autores dramáticos

Sgae | 27 marzo, 2014

Hoy, 27 de marzo, conmemoramos el Día Mundial del Teatro. Los Autores y Editores que conforman la SGAE celebran esta efeméride resaltando la puesta en valor de una profesión, la de dramaturgo, que supone un 8,17% de la masa autoral de la Sociedad (8.223 autores dramáticos, según datos de 2013, de un total de 100.623 socios).
 
La Sociedad de Autores, dentro de su estrategia de apoyo y promoción de las Artes Escénicas, cuenta con un área específica para la gestión de los derechos de las obras dramáticas y coreográficas; encargada de fomentar el conocimiento y explotación de las mismas en el mercado. Además, dentro de los órganos de gobierno de la entidad, está el denominado colegio de Gran Derecho, encargado de velar por la promoción del teatro y la danza que se hace en nuestro país. Entre sus miembros se encuentran destacados autores dramáticos y coreógrafos como Carles Alberola, Ana Diosdado, Fermín Cabal, Eva Yerbabuena, Mariano Marín o Paloma Pedrero.
 
APOYO A LAS ARTES ESCÉNICAS
 
Para la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), la promoción del teatro y la danza es una tarea fundamental para contribuir a fomentar la creación artística. De ahí que la SGAE sea promotora de numerosas iniciativas que impulsan la labor de nuestros autores dramáticos y coreógrafos, como los Premios Max, que nacieron en 1998 de la mano de la entidad con el propósito de estimular y premiar el talento de los artistas y profesionales de las artes escénicas de nuestro país; o la programación anual de un Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas (que lleva realizándose desde hace 15 años con gran éxito de público). Además, la SGAE tiene en marcha, a través de su Fundación, premios que contribuyen a enriquecer el panorama teatral con nuevos textos dramáticos como el Premio SGAE de Teatro Jardiel Poncela.

 
LA SUBIDA DEL IVA, UN FRENO PARA EL TEATRO
 
Desde la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) se reivindica la importancia de que los poderes públicos protejan nuestro teatro, en particular, y la cultura, en general. La subida del IVA cultural al 21% dificulta el acceso a los productos culturales; además de suponer un obstáculo sin precedentes para el desarrollo de la industria cultural y creativa en España. Más allá de la dimensión económica, es responsabilidad de los poderes públicos apoyar la diversidad de las expresiones artísticas y la defensa del patrimonio, afianzando la Cultura como garantía de libertad e instrumento de cambio social.
 
* Para conocer más datos sobre el impacto negativo de esta medida sobre el Teatro, elaborado por La Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA)

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad