Más de 1500 personas celebran la universalidad del flamenco en la UNESCO | SGAE

Más de 1500 personas celebran la universalidad del flamenco en la UNESCO

Sgae | 5 noviembre, 2014

El flamenco fue protagonista el pasado lunes 3 de noviembre en París, con un concierto que tuvo lugar en la sede de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en el que actuaron Pepe HabichuelaJorge Pardo. La iniciativa, organizada por la Fundación SGAE y que congregó a más de 1.500 personas, celebró la universalidad del flamenco cuando se cumplen cuatro años desde que la UNESCO le otorgara la categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Tal y como expuso Antonio Onetti, presidente de la Fundación SGAE, durante la presentación del concierto, “el flamenco ha vivido una evolución constante, que lo enriquece y amplía, pasando de ser una de las manifestaciones emblemáticas de la cultura popular tradicional de Andalucía a un elemento artístico insustituible de la cultura contemporánea internacional”.

Incondicional a la idea de que “el flamenco no es solo un elemento clave para el desarrollo de la cultura iberoamericana, sino que forma parte del imaginario colectivo universal”, Onetti recordó a escritores como Juan Ramón Jiménez o Federico García Lorca, Baudelaire o Apollinaire; compositores como Joaquín Rodrígo  o Erik Satie; y artistas como Pablo Picasso o Francis Picabia, entre otros, “que ya fueron conscientes de la riqueza del flamenco”.

El presidente de la Fundación SGAE estuvo acompañado por Javier Muñoz, consejero de Educación de España ante la UNESCO, y Juan Manuel Bonet, director del Instituto Cervantes en París, entidades que han colaborado en esta iniciativa.

Muñoz quiso destacar que “el flamenco constituye una parte esencial del imaginario del sur de España y es un signo de identidad muy importante dentro de la cultura española” y añadió que “es una creación popular llevada a su culmen por artistas excepcionales y una combinación extraordinaria de valores de comunicación y encuentro”.

Pocos minutos después, la guitarra de Pepe Habichuela y la flauta de Jorge Pardo comenzaron  a crear texturas armónicas con las que buscaron, no sólo reconocer el valor cultural del flamenco, sino que, recogiendo el guante,  recordaron a personajes clave de la cultura como Manuel de Falla, Maurice Ravel, y, por supuesto, Paco de Lucía y Enrique Morente. A ellos se sumaron la guitarra de Josemi Carmona, la percusión de “Bandolero” y el contrabajo de Pablo Báez, además del baile de Paloma Fantova.

La combinación de la guitarra clásica del granadino, que no pudo evitar emocionarse y rebosar orgullo al volver a subirse al escenario que compartió con Enrique Morente a principio de los años setenta; y el repertorio jazzístico de Pardo dotó al espectáculo Flamenco Universal de un halo único, algo que el madrileño describió como “un viaje hacia no se sabe dónde, una ida y vuelta hacia otros estilos” aunque “siempre volvamos a casa”.

Al término del concierto, el director general del Instituto Cervantes declaraba que “ha sido uno de los acontecimientos españoles más importantes que se han organizado estos últimos años en París. Es una maravilla celebrar el flamenco en una ciudad de siempre enormemente receptiva al mismo. El público ha vibrado, y ha aplaudido a rabiar a dos grandes de hoy como son el guitarrista Pepe Habichuela, y el flautista Jorge Pardo. Flamenco enraizado y a la vez del siglo XXI”.

Fue el 16 de noviembre de 2010 en Nairobi cuando la UNESCO  reconoció al flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad porque “está hondamente arraigado en la comunidad que lo practica, fortalece su identidad y se transmite sin interrupción de generación en generación”. Ayer, en París en su sede, la Fundación SGAE anunció que 2015 será el Año del Flamenco, espina dorsal de su programación a partir de los próximos meses.

Fotografías: Fernando Pérez

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad