Las olimpiadas de Brasil homenajearán a Vinicius de Moraes

Sgae | 16 diciembre, 2014

Hoy hemos conocido que la votación popular propuesta por el Comité Olímpico ha decidido que los nombres de las mascotas de los Juegos Olímpicos de Brasil, que tendrán lugar en 2016, sean Vinicius y Tom. Estos nombres homenajearán a Vinicius de Moraes y Tom Jobim (Antônio Carlos Jobim), dos de los artistas más celebres que ha dado la ciudad de Río. La idea de rendir un homenaje a la pareja que compuso en 1962 el clásico de bossa nova Garota de Ipanema se materializa, además, un año después del centenario del nacimiento de Vinicius de Moraes, una de las figuras más relevantes de la cultura contemporánea brasileña, y socio de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Homenaje de la SGAE en su centenario

En 2013 se cumplieron 100 años del nacimiento de Vinicius de Moraes. La celebración del centenario contó entonces con el apoyo de  la Fundación SGAE, en colaboración con la Embajada de Brasil-Fundación Cultural Hispanobrasileña y se centró en homenajear al célebre compositor acercando al público las diversas facetas de su talento creador: música, teatro, cine, poesía y prosa.   La Sala Berlanga de la Fundación acogió entonces varias actividades conmemorativas que repasaron la obra de Vinicius: desde la proyección de Vinicius, de Miguel Faria, coproducida por la Fundación de la SGAE, hasta un concierto acústico en el que el autor y músico Jayme Marques interpretó el repertorio de su compatriota.

Sobre Vinicius de Moraes

Marcus Vinicius Cruz de Melo Moraes cuenta con una larga nómina de composiciones universales. Entre ellas, poemas como Berimbau, Coisa mais linda, Samba da Rosa, Samba de benção, Tarde em Itapoá, Lamento, Insensatez, Só por amor, As cores de abril, Canção do amanhecer, Canto de Ossanha, Amor em paz Minha namorada .

Su carrera tomó un giro espectacular a mediados de los años cincuenta  cuando, buscando a un compositor para la obra teatral Orfeu da Conceição (1956), conoció a Tom Jobim, con el que protagonizó uno de los dúos más fascinantes de la música brasileña. El cineasta francés grabó, posteriormente, la película Orfeo Negro, basada en la obra teatral Orfeu da Conceição, y ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes y del Oscar a la “Mejor película de habla no inglesa” (1959); música y película dieron a conocer el nombre de Vinicius.

Ya en los años sesenta y setenta, mantuvo otras fructíferas asociaciones artísticas con Elizeth Cardoso, Pixinguinha, Baden Powell, Carlos Lyra, Edu Lobo, Dorival Caymmi, Ellis Regina, João Gilberto, Chico Buarque, Nara Leão o Gilberto Gil. En este sentido, destacan las sesiones registradas en La Fusa de Buenos Aires junto a Toquinho, María Creuza y María Bethania, consideradas hoy como uno de los patrimonios más importantes e influyentes de la música popular brasileña.

Vinicius de Moraes falleció en 1980 en Río de Janeiro. Las autoridades brasileñas decretaron una semana de luto en todo el país y fue despedido entre una multitud de gente cantando al unísono Se todos fossem iguais a você.

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad