La venta de música en España cae un 15% | SGAE

La venta de música en España cae un 15%

Sgae | 7 febrero, 2014

- El mercado físico sigue en caída libre, con un retroceso de casi el 23%, mientras las ventas digitales se atascan

- Los españoles se gastaron 120 millones en música grabada, frente a los más de 626 millones del año 2001

La venta de música grabada descendió en España por duodécimo año consecutivo en 2013 y esta histórica mala racha no parece tocar suelo, según los datos que acaba de recopilar Promusicae al cierre del ejercicio. Los españoles se gastaron 119,8 millones de euros en comprar música durante los últimos doce meses, una cifra que equivale a un recorte del 15,1 por ciento si la comparamos con la de 2012, cuando se estableció en 141 millones. El descalabro se prolonga en el sector desde el comienzo del nuevo siglo, justo después de que 2001 se cerrara con la cifra récord de 626 millones. En estos doce años, en consecuencia, la contracción que ha experimentado la industria discográfica española supera ya el 80 por ciento.

Los resultados de 2013 no solo son peores que los de 2012 (entonces, el retroceso frente a la temporada anterior fue del 5 por ciento), sino que dan la razón a las más pesimistas de las previsiones. Como ya es habitual en la última década, las ventas de los soportes físicos (CD, sobre todo) han seguido su trayectoria descendente de manera muy acentuada. Pero la sorpresa desagradable la encontramos en el mercado digital, donde el despegue de los últimos años se trunca y las cifras son casi idénticas a las del año previo. Incluso levemente inferiores: un 0,35 por ciento menos.

El importe total del mercado físico se queda en unos modestísimos 71,7 millones de euros, un 22,8 por ciento menos que la ya discreta cifra certificada en 2012 (92,8 millones). Del formato mayoritario, el CD, se despacharon 9,5 millones de unidades en total, un 16,6 por ciento menos que en la temporada anterior (11,4 millones). Y el renovado auge del vinilo en los sectores más melómanos se queda en cifras más bien testimoniales: unos 140.000 LP vendidos a lo largo de todo el año, un tímido repunte (3,7 por ciento) frente a los 135.000 de la temporada anterior.

En digital solo sube el ‘streaming’

Este agudo descenso se había paliado parcialmente hasta ahora con la progresiva consolidación del mercado digital, pero la evolución positiva también se trunca, contra pronóstico, en 2013. Los servicios de streaming por suscripciones (escuchar música online sin necesidad de descarga), como Spotify, Deezer o Napster, continúan afianzándose y ya suponen un desembolso anual de 20,3 millones, un 9,4 por ciento más que las cifras de 2012. Por el contrario, todas las demás modalidades de negocio digital se desinflan: las descargas de álbumes o canciones (a través de iTunes, por ejemplo) disminuyen un 9,5 por ciento, los tonos y demás productos para móviles transitan ya por franjas casi residuales (17,8 por ciento de caída) y hasta el streaming financiado por publicidad (las modalidades gratuitas de servicios como Spotify, Deezer, YouTube o VEVO) se encoge casi 4 puntos porcentuales.

Como consecuencia de todos estos comportamientos negativos, el mercado digital se queda en cifras casi idénticas a las de 2012: 48,3 millones entonces y 48,1 millones ahora (un 0,35 por ciento menos). Pero como las pérdidas del negocio físico son mucho más sensibles, el volumen del mercado digital sobre el total del mercado supera por primera vez en España el 40 por ciento (en el año anterior, este porcentaje era del 34,2 por ciento).

IVA reducido para la música grabada

El presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, se mostró “profundamente entristecido” al hilo de estos datos. “Las pérdidas son de una intensidad y una continuidad insoportables para cualquier sector productivo”, reconoció, “y equivalen sencillamente a un empobrecimiento de nuestro ecosistema cultural”. A tenor de estos resultados “desesperanzadores”, el máximo ejecutivo de la entidad que engloba a la mayoría de los productores de música españoles apeló directamente al Gobierno para que “estudie con la máxima prioridad” una rebaja del IVA para la música grabada. “Cuando se reclama la imprescindible bajada del IVA cultural tendemos a pensar en el que soportan las entradas de conciertos, cines o teatros, pero nuestras grabaciones están castigadas con un IVA de lujo desde la noche de los tiempos al depender de las normativas europeas”, recordó Guisasola. “Es decir, los discos y los archivos digitales ya cargaban con un IVA del 18 por ciento cuando el Ejecutivo subió este impuesto en septiembre de 2012. La música grabada jamás ha disfrutado de un IVA reducido, y así no hay manera de que el sector levante cabeza”.

“La canción grabada”, señaló el presidente de Promusicae, “es la unidad básica a partir de la que se construyen las emisoras musicales o los repertorios de los conciertos, es una pequeña obra de arte de tres o cuatro minutos de duración. Si a los galeristas se les acaba de bajar el IVA del 21 al 10 por ciento, ¿por qué no a la gente corriente que consume canciones para que su vida resulte más agradable? Este país necesita más música grabada y menos música gravada. Animo a nuestros gobernantes a que paseen por Europa la bandera del IVA cultural con una nueva ley ejemplar que no discrimine a la música grabada”.

Ante la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual

La publicación de estas cifras coincide con la inminente aprobación por el Gobierno de una amplia reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

Uno de los principales ejes de esta reforma es el establecimiento de medidas eficaces para la lucha contra la piratería digital que asola a todos los sectores culturales y, muy especialmente, al de la música grabada. “La reforma podría ser un paso adelante, pero el texto del Gobierno es mas bien un pasito, que se queda corto en los aspectos esenciales. Ya el Consejo de Estado, en su informe sobre el proyecto, animó al Gobierno a ser más audaz y a plantear medidas más claras y contundentes si pretendía ser eficaz en la lucha contra la piratería de las páginas de enlaces. Lamentablemente el Gobierno desoye las recomendaciones en esta línea y se aleja de la práctica internacional consolidada para hacer frente a esta situación. Queda camino por recorrer y confiamos en que el trámite parlamentario mejore este proyecto. De no hacerlo estaremos ante una gran oprtunidad perdida para potenciar a las industrias culturales” concluyó Guisasola.

FUENTE: PROMUSICAE

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad