La SGAE Lamenta el fallecimiento de Germán Coppini, una de las figuras imprescindibles de la Movida de los 80

Sgae | 26 diciembre, 2013

El músico y compositor German Coppini (Santander, 1961), quien fuera la primera voz de Siniestro Total y fundador de Golpes Bajos, dos de los grupos fundamentales del pop nacional de los años 80, ha fallecido en la noche del día 24 en Madrid a los 52 años de edad a causa de una larga enfermedad.

Socio de la SGAE desde 1983, con el número 35.168 , Coppini tenía registradas en la entidad más de 100 canciones, como Malos tiempos para la lírica y No mires a los ojos de la gente, que forman parte de nuestra memoria colectiva.

Con Coppini desaparece uno de los artistas claves de la música española de los 80. A principios de esa década funda, junto con Miguel Costas a la guitarra y Julián Hernández a la batería, el grupo Coco y los del 1.500, en el que era el vocalista.

Entre finales de agosto y principios de septiembre de 1981, sus compañeros cambian el nombre de su otro grupo (que comparten con Alberto Torrado), Mari Cruz Soriano y los que Afinan su Piano, por Siniestro Total, a los que se incorpora Coppini también como vocalista.

En noviembre de 1982, la discográfica independiente DRO (Discos Radiactivos Organizados) puso en el mercado el primer álbum del grupo: “¿Cuándo se come aquí?” que incluía el tema “Ayatolah”.

En una entrevista en 2012, Coppini recordaba los años en que se editó el disco, los de la Movida. “Vivíamos una época de euforia. Había muchas cosas, fanzines, nuevos programas de radio, sellos discográficos y había un denominador común: no había reglas. Y si las había, nos las saltábamos a la torera, eso era lo excitante”.

En 1983 formó Golpes Bajos  con el teclista y cantante Teo Cardalda (actualmente en Cómplices) y poco después abandonaría Siniestro Total. Con Golpes cambia radicalmente de estilo y edita un maxisingle en el que se incluyen los clásicos Malos tiempos para la lírica y No mires a los ojos de la gente, dos de sus temas más conocidos.

Golpes gozó del beneplácito de crítica y público. En 1984 recibieron el premio Ícaro al mejor grupo revelación de Diario 16 y el premio al mejor grupo del año otorgado por la sala madrileña “RockOla”.

En 1985, sin embargo, la formación se disolvió. Los seguidores de Coppini tuvieron que esperar dos para que se decidiera a grabar su primer disco en solitario: “El ladrón de Bagdad” (Hispavox, 1987).

En 1989 llegó su segundo trabajo, “Flechas negras”, donde versionó clásicos de la música soul de los setenta.

Entrada la década de los noventa, participó en discos de otros artistas como el que homenajeó a Antonio Vega, y en 1996 volvió a grabar en solitario el álbum “Carabás”.

En 2001, el artista quiso probar suerte en política y se presentó a las elecciones generales en la lista del partido Republicanos.

En 2007 puso en marcha un nuevo proyecto, “Lemuripop”. Tras dieciseis años de discreto silencio, Coppini había grabado un nuevo trabajo en el interpretaba grandes clásicos de la música latinoamericana más comprometida: “América herida”. Y tenía previsto presentar un álbum junto al grupo malagueño “Néctar”.

Tras conocerse su muerte, son muchas las personas del mundo de la literatura, la música o el cine que han mostrado sus condolencias en declaraciones a los medios o en las redes sociales. Los Autores y Editores que conforman la SGAE se unen al dolor de la familia y amigos de Germán Coppini en este momento triste para la música.

Fuentes: RTVE; EFE EME

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad