La Muestra de Cine Mexicano de Fundación SGAE, una cita para promocionar la industria cultural iberoamericana

Sgae | 24 mayo, 2014

La sede central de SGAE ha acogido una rueda de prensa y un encuentro entre distribuidores, productores y  creadores cinematográficos, con motivo de la Muestra de Cine Mexicano que comienza en la Sala Berlanga de la Fundación SGAE (23-28 mayo).

En la rueda de prensa han estado presentes Antonio Onetti, presidente de la Fundación SGAE; Jorge Sánchez Sosa, Director General del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE); Fernando Eimbcke, director de CLUB SÁNDWICH; Edgar San Juan, productor de CHALÁN; Rebeca Jones, actriz de TERCERA LLAMADA y Geminiano Pineda, productor de LOS INSÓLITOS PECES GATO.

Antonio Onetti ha introducido la presentación destacando la labor de base del área audiovisual de la Fundación SGAE en la promoción de los autores “pero somos conscientes de que esto no puede hacerse sin la promoción de la propia industria y por eso hemos organizado, en paralelo a la muestra de la Sala Berlanga, un encuentro de distribuidores españoles y mexicanos”. En este sentido, Onetti ha adelantado que en noviembre se producirá un segundo encuentro en Ciudad de México, “en la misma línea que los ya celebrados  se han organizado en Brasil y Argentina con la colaboración de la Fundación SGAE”.

El presidente de la Fundación ha destacado también la capacidad que tiene el cine “para representar la identidad nacional. Tenemos, con la comunidad iberoamericana, una lengua y cultura comunes, pero ahora tenemos que fomentar un mercado común, que fortalezca la industria iberoamericana frente a la norteamericana”. Onetti ha explicado también que, “con iniciativas como ésta, no pretendemos un boom repentino en las taquillas sino más bien asentar canales de colaboración a largo plazo para una evolución internacional ”.

El director general del Instituto Mexicano de Cinematografía, Jorge Sánchez Sosa, ha destacado la importancia de los creadores e intérpretes en la industria cultural “ellos son lo realmente importante de nuestro cine”. Ha explicado Sánchez Sosa los dos fondos de financiación que desarrolla actualmente el gobierno mexicano, centrados fundamentalmente en el cine de autor, a través de Fprocine y en otro sector más comercial, dirigido a amplios sectores de público, a través de Cinefilm. Sobre este cine “dirigido a todos lo públicos” ha destacado la recaudación en taquilla de ‘No se admiten devoluciones’ y ‘Nosotros los nobles’, que el año consiguieron llegar a más de 30.000.000 de espectadores, lo que supone un 12% del consumo nacional de cine en México. El director del IMCINE ha celebrado y agradecido a la Fundación SGAE la puesta en marcha de esta Muestra, “por realmente representa la diversidad del cine mexicano y toca temas sociales de toda índole como la migración, la vida íntima o la transexualidad”. “Solo con iniciativas como ésta podremos despertar el interés de los distribuidores para que se arriesguen. Y aquí entran también los poderes públicos, que tenemos que disminuir los riegos del distribuidor doméstico y local para que se atrevan a coproducir y codistribuir en proyectos internacionales”.  Sánchez Sosa ha reconocido que el Instituto Mexicano de Cinematografía está “en conversaciones con Televisión Española para posibles colaboración en coproducir películas o miniseries porque tenemos mucho que aprender de los españoles en esto de las series y miniseries”.  Ha anunciado también una posible colaboración con el ICAA español para dinamizar la Casa Luis Buñuel en México.

Por su parte, el productor Edgar San Juan ha alabado la Muestra de Cine Mexicano como un espacio de distribución y cercanía entre las películas mexicanas y el público español. Sobre Chalán, ha explicado que fue el primer largometraje que se exhibió gratuitamente por streaming: “pensamos que al estar financiada, en un 80%, por el estado esta película pertenecía en realidad a los ciudadanos. Así es como se convirtió en un fenómeno mediático y cultural, llegando al medio millón de reproducciones en la red”.

Onetti ha recordado, en este punto, que “el boom del cine mexicano o brasileño no es, en absoluto, una casualidad. Ambos gobiernos han establecido mecanismos de financiación viables para la industria del cine; y no me refiero a subvenciones sino a otras medidas más efectivas como los incentivos fiscales”. A colación, ha recordado el estudio elaborado por la Fundación Alternativa y la Fundación SGAE sobre el modelo español de financiación de las artes y la cultura en el contexto europeo que “puso de manifiesto que en España nos queda mucho que aprender de ejemplos como Brasil o México”.

El director Fernanto Eimbcke ha celebrado también la iniciativa de la Fundación SGAE: “¿Cómo hacer que nuestras películas se distribuyan fuera de México frente a la competencia del cine hollywoodiense? Muestras como la que hoy comenzamos son la forma de hacerlo”. El director Geminiano Pineda se ha sumado a esta celebración, anunciando  además que “me acaba de llegar un mensaje y acabamos de cerrar un acuerdo con una distribuidora cinematográfica española para nuestra película. Solo acabamos de empezar la Muestra y ya estamos obteniendo resultados grandes.”.

La Muestra de Cine Mexicano tendrá lugar del 23 al 28 de mayo en la Sala Berlanga de Madrid (C/Andrés Mellado, 53. Precio. 3 euros). El ciclo presenta una selección de once producciones mexicanas de una nueva generación de cineastas: Tercera llamada, de Francisco Franco; Quebranto, de Roberto Fiesco; No quiero dormir sola, de Natalia Beristáin; La vida precoz y breve de Sabina Rivas, de Luis Mandoki; Chalán, de Jorge Michel Grau; El cuarto desnudo, de Nuria Ibáñez; ¿Quién es Dayani Cristal?, de Marc Silver; Club sándwich, de Fernando Eimbcke; El sueño de Lú, de Hari Sama; La vida después, de David Pablos, y Los insólitos peces gato, de Claudia Sainte-Luce.

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad