El Congreso inicia el debate sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual | SGAE

El Congreso inicia el debate sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual

Sgae | 10 abril, 2014

El Congreso inicia el debate sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, con el rechazo de las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición.

El ministro Wert confía que tras su tramitación parlamentaria, el texto goce del máximo respaldo de la Cámara

Los grupos de la oposición resaltan que el texto perjudica los intereses de los creadores españoles

El pleno del Congreso de los Diputados ha acogido hoy el debate de las seis enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos parlamentarios al Proyecto de Ley por la que se modifica el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Gobierno el pasado 14 de febrero. Concretamente, han sido presentadas por tres grupos parlamentarios (Socialista, Izquierda Plural y UPyD) y tres por el Grupo Mixto (Amaiur, ERC y BNG).

La mayoría de los grupos de la Cámara resaltaron que el texto propuesto por el ejecutivo perjudica los intereses de los creadores españoles e hicieron especial hincapié en la falta de oportunidad y la escasez de miras del legislador a la hora de proponer una modificación legislativa como ésta. Por su parte, el Ministro Wert, en el turno de réplica, ha resaltado que el interés del ejecutivo es que, tras la tramitación parlamentaria,”se consiga aprobar una norma que goce del máximo respaldo de la Cámara”.

El texto, en definitiva, ha sido criticado por insuficiente y mejorable.
Algunos de los argumentos esgrimidos para rechazar el proyecto fueron:

- La Unión Europea acaba de aprobar una Directiva que afecta al articulado del proyecto de ley y que aún está pendiente de ser transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico. De hecho, uno de los aspectos más complejos que regula el texto, la compensación por copia privada, está pendiente de ser regulada en el ámbito europeo pero son conocidas las recomendaciones emanadas del informe presentado por el mediador europeo, Antonio Vitorino, que diverge por completo de la actual regulación española.

- El proyecto de ley adolece de una falta de análisis previo que sustente las medidas propuestas, tal y como señala en su dictamen el Consejo de Estado; Además, se echó en falta, desde el inicio de la tramitación el pasado año 2013, que el Gobierno no hubiese establecido una “mesa de reflexión” previa con todos los interesados en la reforma: industrias culturales y de contenidos, creadores, industria tecnológica y de distribución… que hubiese contribuido sin duda a perfilar la propuesta normativa adaptándola a las necesidades reales del sector.

- El propio gobierno ha confirmado que se va a iniciar el proceso de reforma integral de la actual LPI, incluso en la presente legislatura. La inseguridad jurídica que ocasionarán cambios normativos de tanta envergadura en tan reducido espacio de tiempo, no ofrece lugar a dudas respecto a su falta de idoneidad.

A pesar del rechazo de la práctica totalidad del arco parlamentario (todos excepto el grupo Popular, Foro Asturias y UPN) el Ministro Wert ofreció dialogo para mejorar el texto de la nueva Ley de Propiedad Intelectual elaborado por el ejecutivo y confió en lograr el máximo respaldo de la Cámara durante su tramitación parlamentaria.

Intervencionismo del legislador

Por lo que respecta a las medidas concretas que propone el texto, los aspectos más conflictivos para la SGAE, son los referidos al intervencionismo propuesto por el legislador en lo que a la fijación de tarifas por el uso del repertorio protegido se refiere. Así, en el presente momento, esta Sociedad se encuentra inmersa en un proceso amplio de negociación con los distintos usuarios que está concatenando la firma de convenios pacíficos que permiten que las obras de nuestros 109.000 socios sean utilizadas por distintos sectores económicos (hostelería, radiodifusión, televisiones, salas de música…) llegando a acuerdos beneficiosos para ambas partes. Una intervención directa del Estado en la fijación de precios distorsionaría, sin duda, el mercado y muy especialmente la competitividad con otras Sociedad extranjeras, que captarían repertorios más comerciales que compensan actualmente los costes de gestión de los más noveles o minoritarios.

En esta misma línea se han manifestado el resto de entidades de gestión del mundo, han trasladado a los portavoces de cultura de los distintos grupos parlamentarios su preocupación por la tramitación de un texto que, según Jean Michel Jarre (presidente de la CISAC), “perjudica los intereses legítimos de los titulares de derechos españoles”.

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad