Anímate: Gran cine para pequeños espectadores

Sgae | 15 julio, 2013

La Sala Berlanga de Madrid acoge, del 15 al 21 de julio, el ciclo ‘Anímate. Gran cine para pequeños espectadores’ (C/Andrés Mellado, 53, Metro Islas Filipinas. Madrid), -2 euros por sesión-. Organizada por la Fundación Autor de la SGAE, la iniciativa, centrada en el público más joven, ofrece una muestra del cine de animación español, que ha experimentado un considerable impulso en la última década: Gisaku, de Baltasar Pedrosa; Donkey Xote, de José de Pozo; Papá soy una zombie, de Joan Espinach y Ricardo Ramón; O apóstolo, de Fernando Cortizo, y La tropa de trapo en el país donde siempre brilla el sol, de Álex Colls.

El ciclo se completa con dos clásicos europeos, La guerra de los botones, de Yves Robert, y Bugsy Malone, nieto de Al Capone, de Alan Parker. Una semana de películas para los más pequeños.

Acerca de ‘Anímate. Gran cine para pequeños espectadores’
El cine nació sin géneros y sin clases. Y también sin edades. Hoy, el cine infantil y juvenil es una de las principales fuentes de la industria audiovisual, no sólo comercialmente, sino también en lo que se refiere a la riqueza de su nivel creativo. Este ciclo, y aprovechando las fechas veraniegas, ofrece a los espectadores más jóvenes unos cuantos ejemplos de cómo el cine piensa en y para ellos. Junto a un par de clásicos europeos, como son La guerra de los botones de Yves Robert –o cómo los niños se enfrentan a los adultos- y Bugsy Malone, nieto de Al Capone, de Alan Parker –o como los niños suplantan a sus mayores-, se ha programado cinco títulos de cine de animación realizados en España en fechas recientes.

El cine de dibujos animados, durante tantas décadas casi privativo de Hollywood, ha experimentado en nuestro país un importante crecimiento desde hace diez años. Prueba de ello son largometrajes cercanos al anime japonés, como Gisaku, de Baltasar Pedrosa, divertidas obras familiares, desmitificadoras de nuestras tradiciones, como Donkey Xote de José Pozo, o Papa soy una zombi, de Joan Espinach y Ricardo Ramón, película imbuida de comedia fantástica. Junto a ellas, O apóstolo, de Fernando Cortizo, una arriesgada y logradísima aventura terrorífica  de animación para público adolescente, y La tropa de trapo en el país donde siempre brilla el sol, de Álex Colls, una perfecta manifestación de todo lo que el cine español puede ofrecer también a la primera infancia. Todas ellas son demostración de la variedad de técnicas y temas por los que transita brillantemente el cine de animación en nuestro país.

Puedes consultar la programación completa en la web de la Sala Berlanga.

© Copyright Sociedad General de Autores y Editores SGAE
Fernando VI, 4 28004 Madrid
Aviso Legal y Política de Privacidad